¿Cómo hacer lechada de una piscina?

aqualica.es lechada piscina madrid

El invierno el momento ideal para hacer las mantenimientos necesarios en la piscina y no tener que esperar a última hora y que nos surjan problemas inesperados. En este caso os vamos a decir como hacer una lechada en una piscina.

La lechada es usada para rellenar los espacios que hay entre los gresites de la piscina. Con el paso del tiempo la lechada se va estropeando e incluso se va cayendo, y esos espacios vacíos se convierten en un lugar de proliferación de algas. Lo primero que hay que hacer es vaciar la piscina y eliminar la lechada antigua, lo mejor para esto es utilizar máquinas de agua a presión como karcher o Preme.

También es interesante que quitéis los focos, boquillas de impulsión, escaleras… en fin, todo lo que pueda entorpecer el trabajo. Después hay que preparar la lechada, es muy muy importante que la lechada que preparéis sea para piscina. No os vale cualquier cemento. El truco para que la lechada entre en todos huecos es que sea muy líquida, de ahí el nombre de lechada.

Una vez preparada, la debes extender por el suelo y paredes, pero siempre por partes y una vez que esté seca pero que se pueda desgranar, hay que limpiar el sobrante. La lechada de la piscina obtiene su máxima dureza al mes aproximadamente, así que tenéis que tener cuidado en esos días de de emplear máquinas de presión.

Es un trabajo un poco físico pero notareis los resultados enseguida.